Pies de cerdo deshuesados y gratinados

Listo en2.45 h

Ingredientes

4 pies de cerdo

1 muñeca de: perejil, laurel y pimienta en grano

4 puerros de tamaño medio

28 ajos tiernos muy finos

60 g de parmesano rallado

cebollino

aceite de oliva extra virgen

sal y pimienta

Preparación

  1. Pide en la carnicería que te corten los pies de cerdo por la mitad, a lo largo. En casa, límpialos a fondo y pásalos por la llama y, a continuación, cuécelos en una olla, con agua fría. Al primer hervor, espúmalo, sálalo, incorpora la muñeca en la olla y déjalo cocer tapado, a fuego medio, durante unas 2 h 30 min.
  2. Pica los puerros en trozos, sofríelos en una sartén con un poquito de aceite, sal y pimienta durante unos 8 minutos y, después, resérvalo.
  3. Retira la primera capa de piel de los ajos tiernos y déjalos lavados y cortados. Pon agua al fuego con sal y, cuando arranque a hervir, ponlos a cocer durante 2 minutos, escúrrelos y resérvalos. Aprovecha el agua de la cocción de los ajos para escaldar 4 tallos de cebollino, con los que atarás 4 rollitos de 3 ajos cada uno.
  4. Escurre los pies y extrae los huesos en caliente procurando que no pierdan la forma.
  5. Coloca cada medio pie sobre una lámina de film transparente, salpiméntalo un poco y reparte por encima el sofrito de puerro. Con la ayuda del film transparente, cierra cada pie como un rulo y resérvalos en la nevera.
  6. Coloca los pies de cerdo, sin el film, en una fuente para horno con el relleno de puerros situado debajo y caliéntalos al horno a 190ºC, aliñados con un hilo de aceite, unos 10 minutos. (En el horno, tienes que poner también a calentar los ajos tiernos durante 4 minutos). Saca los pies del horno, espolvorea por encima el queso rallado y ponlos a gratinar.

Certificados de calidad