A principios de los años 50, Adjutori Roma Altarriba (en la foto de arriba: el cuarto de izquierda a derecha) abre una pequeña tienda de víveres en el número 21 de la calle Mayor de Avinyó (Bages). Un año más tarde, junto con su esposa Dolors Fuster Medalla, amplían el negocio con un pequeño matadero y un obrador para hacer los embutidos y la butifarra.

La exigencia era, ya en ese momento, "ofrecer un producto de calidad y un buen servicio a los clientes". En el año 1974, el éxito de los productos de la familia Roma les lleva a inaugurar el nuevo matadero, situado ya en los actuales terrenos, en la salida del núcleo urbano de Avinyó, donde se dedican exclusivamente al sacrificio y despiece del cerdo.

Actualmente, en Grup Roma contamos con granjas propias y varias empresas dedicadas a la matanza, la elaboración e incluso la comercialización y exportación de productos del cerdo, permitiéndonos así un estricto control en todos los procesos y poder ofrecer una calidad extraordinaria.

Nuestra filosofía no ha cambiado, seguimos con los mismos valores que los fundadores nos inculcaron en su día: buscamos la excelencia en todo lo que hacemos, tradición e innovación tecnológica, orientada siempre en ofrecer un servicio impecable a nuestros clientes y un producto de máxima calidad a nuestros consumidores. Por todo ello, hoy Grup Roma está considerado como un referente de prestigio en productos del cerdo.

Certificados de calidad