Catalana de Embutidos, fundada en los años 50 en Puig-reig y después trasladada a Balsareny donde está ubicada actualmente, es nuestra fábrica de elaborados cárnicos, embutidos cocidos y semicocidos, y embutidos de corta curación que comercializamos bajo la marca Roma.

Sus modernas instalaciones, nos permiten fabricar bajo los estándares más estrictos de calidad en todos sus procesos, consiguiendo la máxima garantía de calidad, conservación y seguridad alimentaria.

Nuestro único proveedor es nuestro propio Escorxador d’Avinyó, por lo tanto, la carne que utilizamos para la elaboración de los embutidos Roma es siempre fresca y las piezas son las más nobles del cerdo. Una diferenciación palpable en la calidad de los embutidos que ha llegado a casi todos los rincones del mundo. Japón, Alemania, Inglaterra, Francia o Dinamarca ya hace años que los disfrutan, pues valoran el sabor auténtico y los estrictos controles sanitarios que seguimos.

Nuestra gama de embutidos incluye tanto los frescos (botifarres i salsitxes) como los cocidos (jamones y "bulls") y los ahumados elaborados de la forma más natural posible, utilizando la madera de haya y consiguiendo así un sabor inconfundible y único (bacón).

Catalana de Embutidos ha obtenido la certificación BRC (British Retail Consortium).

Conoce nuestros productos. Entra aquí

Certificados de calidad